ShareThis

miércoles, 1 de julio de 2015

Ya tiene el alta? Deje la cama libre!



Hoy hace mucho calor y promete ser una tarde interesante.
Cuando llego, la planta está llena, pero hay, nada menos, que siete altas. Tienen todo listo y preparado para marcharse. El turno de mañana lo ha dejado arreglado. Pero tengo otros tantos pacientes esperando ansiosos por ocupar las camas aún calientes, que se vayan quedando libres. En el cambio ya me lo advierten:


.- Está urgencias colapsada. No hacen más que llamar y presionar a los facultativos para que den altas y a nosotras para que dejemos cuanto antes las camas libres. Tienes ya dos en la sala de espera, porque necesitaban la habitación. Les hemos llevado allí las bandejas de la comida y están esperando que vengan a buscarles. Pero tu, tranquila, que tienen el alta ya firmada-


A partir de las tres y media empiezan a marcharse algunos. Tan rápido como se despiden, aviso a limpieza y recogemos la habitación. En cuanto está todo listo, llamo a urgencias o a otras plantas, allí donde el siguiente inquilino espera trasladarse y recibo al nuevo ingreso como se debe. Pero esta labor requiere su tiempo y dedicación. Cambiar la historia o abrirla, toma de contacto, de constantes, valoración de problemas y necesidades al ingreso, visita del facultativo y reajuste de tratamiento, llamada a farmacia para gestionar que no falte medicación, inicio o seguimiento del tratamiento prescrito, pruebas, analíticas, dieta…. Así, uno por uno, mientras el resto de pacientes/clientes esperan ser también atendidos como merecen.
A las 5 estamos sudando. He recibido 5 ingresos nuevos, además de atender al resto. Los de la sala de espera por fin se han ido, aunque antes de hacerlo también me han dado algo de trabajo. Por tercera vez vuelven a llamarme de urgencias para reclamar las habitaciones de los dos que aún me quedan.


.- Otra vez te llamo de Urgencias. A ver cuándo vas a tener las camas libres, que ya es hora ¿no te parece?.-
.- Disculpa, no dudo que tengas mucha necesidad de las camas, pero yo tampoco he parado y aún no se han ido.-
.- Pues les pasas a la sala de espera, que ya tienen el alta firmada y no son asunto tuyo.-
.- Están esperando ambulancia, no tienen acompañante…
.- Que tienen el alta firmada ¿o no? y que necesito la habitación. Tú verás lo que haces.


Y cuelga. Me están dando la tarde. He oído por dos veces reproches y respuestas airadas. En urgencias están muy presionados y no entienden que en planta podemos estar viviendo una situación parecida. Pero no quiero discutir. Reclamo las ambulancias, me responden que tienen pocos efectivos y que tardarán. Pasarles a la sala de espera es un riesgo. Sí, tienen el alta, pero allí no hay timbre, queda muy a desmano. Si pasa algo… ¿quién será responsable?
Llega la supervisora de guardia. Anda, qué raro, si no la he llamado…


.- Hola ¿qué tal? que me dicen en Urgencias que tienes atascadas dos altas y es que abajo están muy nerviosos y necesitan las camas. Que les pases a la sala de espera, que si no no me van a dejar en paz.-
Así que me veo forzada a trasladarles a la sala de espera, que está libre porque los que estaban allí ya se fueron a sus casas. La Supervisora llama a urgencias muy satisfecha.


.- Ya está, como en media hora podéis ir subiendo los ingresos.- Y me deja con todo el marrón.


Entre medias, uno de los pacientes ingresados empeora y me da un pequeño susto. Todos a correr!!! Carro de electros, suero, glucemia, tensión…


.- ¡¡¡Llama al médico, rápido!!!.-


Viene enseguida, menos mal!. Analítica, pruebas, reajuste de  todo el tratamiento… por fin el paciente se estabiliza. Qué alivio!
Pero han llegado los ingresos y los de las ambulancias están reclamando a los pacientes que se iban de alta. Claro, como están en la sala de espera, no les encuentran.
En cuestión de media hora se ha montado un caos y cuesta recuperar el ritmo.
Me aseguro como puedo de que todo se haga como se debe. Que no se lleven en ambulancia a los nuevos ingresos a los domicilios de las altas. Que los pacientes que se van, lo hagan en las mejores condiciones, aunque haga horas que tienen el alta firmada y que supuestamente ya no son mi responsabilidad… Que los nuevos ingresos tengan su justa bienvenida y que no les falte de nada (ni a ellos ni a la compañera que vendrá de noche)
El tiempo pasa volando pero cada vez parece que hay más cosas que hacer. Se junta todo con las cenas, la medicación de las 9 y ¡Horror! Aún no escribí en las historias!!!

Otra vez que saldré tarde y deslomada.

5 comentarios:

Xose Manuel Meijome dijo...

Hola Sonia; nuevamente me paso a comentar tus "historias enfermeras" que ahondan en la realidad tradicionalista de lo que ha sido siempre nuestro papel... en estos relatos asimilables al costumbrismo del siglo XIX reflejas crudamente lo que significa que mantengamos modos de trabajo propios de épocas en las que la sanidad se organizaba con modelos artesanales.
Eso sin entrar en lo poco que pinta el paciente en todo el proceso salvo en nuestra "preocupación" porque el propio modo de hacer las cosas no los dañe aún más...

Pero dejas de lado algo de proactividad y de pasar de "solucionar" a "resolver" los problemas que esta sistemática de trabajo tiene... algo que ya se está haciendo en lugares donde se hace GESTIÓN CLINICA así con mayúsculas más allá de los objetivos económicos y de control de algunos.

La planificación del alta hospitalaria, la preparación de informes provisionales, la adecuación de la trasferencia de información al paciente y la de continuidad asistencial, la programación de los medios necesarios... dar altas en el turno de mañana es posible y se hace pero todos tendríamos que aceptar cambios en los modos y tiempos de trabajo.

Otra cosa es que las cadencias de las altas y las presiones asistenciales se enlacen con otras circunstancias nada clínicas... o sí... como las vacaciones o congresos del servicio en cuestión... en twitter los viernes son de #enFFermero pero en muchas plantas son de #AltasMogollon ¿Porqué? ¿por las circunstáncias clínicas de los pacientes?

En fin

Un abrazo

Sonia Palencia dijo...

Hola Salva
Así es, como comentas...
Efectivamente, reflejo "modos de trabajo propios de épocas en las que la sanidad se organizaba con modelos artesanales", pero existen aún, siguen funcionando. Mi hospital, por ejemplo. Avanza en algunas cuestiones, muy lentamente, pero parece negarse a hacerlo con fluidez. Como si se agarrara desesperadamente a lo antiguo. Como si no se fiara de nada moderno. Pero existe, yo lo vivo a diario y es importante no ignorarlo.
En cuanto a la Gestión Clínica, maravilloso invento, si se permitiera liderar al que demuestre mejor currículum y acorde al puesto, y no que esté limitado a la categoría profesional.
Respecto al bienestar del paciente, en mi humilde experiencia, está más presente en los profesionales de salud que más tiempo pasan con ellos y desarrollan vínculos, que en los verdaderos responsables, aunque preocuparse por ellos sea su obligación y objetivos (por ejemplo, las Direcciones y Gerencias) Pero es lo que tiene estar en la trinchera, o en artillería, en fin, en primera línea de batalla...
Salva, gracias por pasarte y comentar. Es un honor. Ya sabes que esta es tu casa, también para contar alguna experiencia tuya si te apetece.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Si un paciente tiene el alta medica y de enfermeria, no entiendo que este ocupando una habitacion por el mero hecho de no tener timbre. Lo veo como una forma de obstaculizar el trabajo de otros compañeros por una chorrada. No hay mas personas en la sala de espera? Estas seran tu timbre.

Sonia Palencia dijo...

Hola
Cierto, está ocupando la cama mientras tiene alta médica y de enfermería. La cuestión es si debe dejar la cama en cuanto tiene los informes (que si es independiente y autónomo no veo problema) o puede irse de la habitación cuando alguien vaya a recogerle (un familiar, una ambulancia.... en el caso de las personas mayores o con alguna minusvalía). No obstante, no es habitual que suceda y cada vez menos. Normalmente se avisa del alta con tiempo para que le recojan rápido, el paciente no esté esperando y la cama quede libre cuanto antes. Porque hay pacientes que trasladan más enseres al hospital que los que tienen en casa y cuando se marchan, hay que recogerles con el camión de la mudanza.

Rut dijo...

Somos conscientes?, de q muchos de los pacientes que están de alta virtual y ya se les han entregado los altas médicas y de enfermería ,en papel ,son personas a las q no se puede despachar como si estuvieran en la cola de la caja de Carrefour.Los pacientes , algunos te insisten y te persiguen para q les entregues dichos altas,Ya q son válidos e independientes para irse por sus propios medios¡¡Pero existen otros pacientes q por su patología deben ser trasladados en ambulancia a su domicilio o nuevo domicilioY dependen de la gestión de la empresa de las ambulancias q no es "pedirla y ya esta aqui",Y no me parece ético, despacharle por prisas a la sala de espera¡¡,Y existen pacientes q por circunstancias, sus propios familiares no tienen la disponibilidad para el YA, q se les recoja.Todos los pacientes son PERSONAS¡
Por propia experiencia de un familiar,os cuento q tenia el alta verbal,solo en papel la de enfermería...pero no la médico y literalmente ,aunque refirio q el de ppio.no estaba d alta y q esa habitacion era siya y como le dijo laenfermerael diadel ingreso "hasta q te den el alta , éste es tu reino" aun asi le echaron a la sala de espera,vendiéndole la moto de q el sigiente ya habia venido, mi familiar alegó q no tenia el informe, pero de patitas a la salita y desde las 11 horas hasta las 16 horas esperando el alta medico,sin dieta ,evidente , una vez en la sala ,ya en gacela te han enviado al mundo virtual y claro en Averroes ya no estas¡¡¡Creo q trabajamos con personas y siempre hay q ponerse en el lugar de ellos, Siempre sin abusar.Y de la gestión clínica ni quiero hablar q me conozco¡¡¡¡pondría emotivos de gruñona¡¡
Respecto a la YA acostumbrada llamada de urgencias a la supervisora porq no tenemos las camas ya fresquitas para el nuevo ingreso,q medalla de oro se lleva la compañera por la batalla ganada¡ y la supervisora q parece q con su presencia ganó el pulso sin entender q los altas llevan su tiempo dejarlo todo para recibir al nuevo ingreso.Por eso mi propuesta desde hace años es q los gestores se planteasen q el personal sanitario rotase por todos los servicios para q asi se valorará el trabajo del compañero y nos pusiésemos en la piel de los q están con el agua hasta el cuello¡¡¡Muchas gracias Sonia y no cambies¡¡¡

Ponte en contacto conmigo aquí!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Suscribirse ahora Feed Icon