ShareThis

sábado, 31 de enero de 2015

QUEDAR EN EVIDENCIA? #YONOPASO!


Acompañaba a mi madre a la consulta del médico. Entonces, tocaron suavemente a la puerta y entró una señorita con bata. Era la enfermera asignada a la doctora.


   .- Perdonen que les interrumpa un momento.- (se dirige a la médico).- No me quedan clexane de 40 para ponerle a una paciente. ¿Tienes alguno?


   .- En la vitrina.- Espera, deja que mire.


   .- No hace falta, continúa, ya miro yo.


Las dos se acercaron a la estantería; la médico dominaba la situación; la enfermera, casi por encima del hombro, le indicaba.


  .- Ya lo veo. ahí, a la derecha.-


Se abrió paso como pudo y cogió una caja.
Estaba comprobándola, cuando la médico se la quitó de las manos y con un tono sabio (que a mi me molestó) le advirtió muy seria.


  .- Hay que mirar la caducidad, si está abierto, si está en buenas condiciones. Comprueba bien que es clexane, y que es de 40. Ten mucho cuidado.


La enfermera no respondió, era evidente su malestar, pero no dijo nada. Observó detenidamente la medicación, dió las gracias y se fue.
A mi me indignó la situación. Pero lo dejé pasar, porque a veces me acusan de susceptible y, ¿no era mi guerra?.


En una Residencia apareció un día un cartel advirtiendo a las enfermeras. El texto rezaba "CUANDO A UN RESIDENTE SE LE REALICE UNA EXTRACCIÓN DE SANGRE SE LE PONDRÁ UN APÓSITO DE GASA Y ESPARADRAPO DE PAPEL CON LA EXCEPCIÓN DE ALERGIA AL ESPARADRAPO Y SE LES ACONSEJARÁ QUE HAGAN PRESIÓN DIGITAL ENCIMA DE DICHO APÓSITO, ESTA MEDIDA ES UNA ORDEN MÉDICA
Estaba firmado, fechado y sellado. 
Me pareció indignante. Monté en cólera. Me alarmé, lo confieso. Y me dediqué a investigar sobre el fondo del suceso.
Justificaron el hecho contando que una de las enfermeras era “poco cuidadosa” en lo que a las extracciones se refiere. Se excusaron diciendo que ya le habían llamado la atención muchas veces, pero que no hace caso. Un día en que detectaron que volvió a repetir su “error”, la Responsable de Enfermería redactó el escrito, con la firma y el sello (y la venia) de la doctora en cuestión. Y valientemente, colocó el papelito en el libro de incidencias

¿Es cierto que había una persona que no hacía las cosas como debía? Creo que debió tratarse con esa persona en cuestión, después de investigar si realmente se trataba de negligencia, mala práctica o había otros motivos que justificaran que, cuando ella hacía las extracciones, salieran las cosas peor.
¿Eran culpables del hecho el resto de las enfermeras? No lo creo de ninguna de las maneras, y sin embargo, se las incluyó como sospechosas.

Nunca debe permitirse ni consentirse un cartel como este. Son un insulto y una falta de respeto que no debemos tolerar. Los toques de atención a una persona se hacen en privado e individualmente. A la cara.

Qué nos pasa?
¿No sabemos comportarnos?
Se observa un desconocimiento total y absoluto de las funciones de  #enfermería, de lo que hace, de lo que son sus funciones propias y de su competencia. Y el desconocimiento es general; en la población, en el resto de profesiones con las que trabajamos codo a codo y peor aún, incluso entre los miembros de nuestra propia profesión.
No existe el acuerdo tácito de otros oficios de "ensalzar la profesión", de "personalizar" el error salvaguardando la disciplina (al fin y al cabo, se equivoca esa persona, debe asumir su responsabilidad). Porque "malos profesionales" hay en todos los oficios. También hay malos médicos, sin embargo, no parece afectar a la reputación general de la "medicina". No se les demoniza por norma, se les tiene más respeto, y eso que, a mi juicio, sus errores pueden ser mucho más graves. Y cuando se detecta un "mal médico", no se acostumbra a llamarle la atención públicamente. En este punto, me atrevo a opinar que, en nuestra profesión hay poco "orgullo enfermero" y mucha inseguridad/sumisión, por lo que no somos capaces de defendernos de estas faltas de respeto y las toleramos, además de no saber vendernos.

Y seguimos preguntándonos ¿por qué? No es justo!! ¿cómo cambiarlo?

No es difícil averiguar cómo. Lo difícil es tener la constancia y la paciencia para mantener la actitud y esperar a ver el cambio. Con cada golpe, nos venimos abajo. Lloramos, nos lamentamos y nos rendimos. Pero no todos lo hacemos. En realidad, solo unos pocos. Pero hacen demasiado ruido. Cuesta mantener el tipo. Ser valiente es difícil. Por eso, yo propongo.
Cada persona, debe hacer cada día su trabajo, sus tareas, lo que sea que haga, de la mejor de las maneras. Sin medirse ni compararse respecto a los demás sino consigo mismo. 
Si uno se lamenta y espera que cambie el mundo alrededor sin empezar por sí mismo, nunca verá ese cambio. No rendirse, no desesperar. Apoyarnos unos a otros en lo positivo. Corregir lo negativo. No tolerarlo. No ocultarlo, sino todo lo contrario, hacerlo evidente para animar a corregir.
Pero exigiendo respeto.
Conviene un examen de conciencia



Otras entradas, en otros blogs, que DEBEN interesarte:
No hacía mucho que había leído la entrada de Lola Montalvo.Enfermería "Memorias de mi enfermera LIII: «Yo no defiendo a los malos profesionales»  Sinceramente, merece la pena leerla, releerla y aprenderla de memoria.
Y el decálogo al que hace referencia Lola, el de Rosa M Nieto en Enfermera2.o:La mirada enfermera "Decálogo para la enfermera INvisible es para hacer examen de conciencia, personal y silencioso, pero serio serio serio.
Y el estupendo análisis, en positivo, esperanzador de Mónica López Ventoso en Quironautas: "Yo no paso"
Y el descarnado y realista relato de Pinchazos Enfermeros: "Toda la medicación está puesta" ¿no os suena familiar?
Y la experiencia en primera persona de Meritxell Sastre en Nuestra Enfermería "Recuperar nuestra esencia enfermera" y la tendencia de algunos profesionales a ignorar lo obvio.
Y el documento que quizá lo resume todo,
Y luego han seguido otras también muy muy interesantes como la de Fernando Campaña Castillo en Nuestra Enfermería "En medio del debate de #Yonopaso"
Y un largo etcétera que puede encontrarse navegando por la red y que merece la pena leer.
Pero quizá el origen, o el resumen de lo que pueda estar ocurriendo, nos lo ofrece Juan F. Hernández en "Del silencio a la palabra"

16 comentarios:

MONICA LOPEZ VENTOSO dijo...

Gracias por unirte a la iniciativa, por la mención y por tu analisis y palabras, entre todos podemos canbiar, contagiar positividad y buen hacer.
Pequeñas cosas, logran grandes cambios.
Gracias por No pasar #YoNoPaso 💪 💪 💪 💪

Jaume R dijo...

Soy nuevo en este mundo blogero, pero me alegro de descubrir, día a día, puntos de vista en común. ¡Cómo me exalta el ver nuestra actuación desde el exterior como usuario y en casos como el que explicas! Sí, son pocos pero, efectivamente, "los árboles no dejan ver el bosque". ¡Talémoslos! Talémoslos con nuestra perseverancia, con nuestra persistencia, con nuestro trabajo, si no perfecto por lo menos honesto.
Saludos

Sonia Palencia dijo...

Yo tampoco paso!
Me gusta contribuir en iniciativas e ideas como esta. Son muy muy oportunas. Ha sido una gran idea y te felicito.
Gracias por pasarte y comentar.

Sonia Palencia dijo...

Gracias Jaume R.
Estoy absolutamente de acuerdo. Hagamos las cosas lo mejor que sepamos, aunque no sean perfectas. Y sin buscar excusas como.... nadie más lo hace! o no voy a ser yo la única que trabaje! Son pocos, pero efectivamente!!, talemos el bosque, talémoslos con nuestra perseverancia, nuestra persistencia y con buen hacer. Que se vea el trabajo bien hecho cada vez más y que se nos conozca por ello.
Juntos, conseguiremos el cambio.
Un abrazo
Gracias por pasar y dejar tu valiosa opinión

Irene F dijo...

¡Fantástico Sonia! Me has infundido ganas de ir hoy a trabajar!! Respecto a esas "intromisiones" en mi día a día veo muchas: administrar nolotil lentamente, retirar vía, curar vía, de las últimas, cómo cargar un nebulizador (suero salino, ventolin, atrovent y esperar a que nebulice). Estas joyas las leo a diario porque son mensajitos que nos deja medicina a la enfermería en el programa informático con el que nos comunicamos en mi Hospital.

Anónimo dijo...

Creo que entre otras cosas la foto que has puesto está de más.

Anónimo dijo...

Después de leer lo que has publicado sobre una residencia de ancianos y sobre lo que allí supuestamente ha ocurrido, colgando la foto de un supuesto cartel, obtenida a saber cómo, me gustaría hacerte una pregunta. ¿acaso te has planteado que detrás de lo que has escrito seguramente hay personas dolidas, personas que como tú y como yo son Enfermer@s? Y sé de "primera mano" que así es porque yo soy enfermero, y a pesar de trabajar ahora en una planta de hospitalización, gran parte de mi vida laboral ha transcurrido en centros residenciales públicos, privados o concertados, de diferentes lugares de nuestra geografía española. Y sé de " primera mano" el trabajo que allí se hace.¿acaso tú conoces a es@s enfermer@s que con el mayor esmero y dedicación cuidan de nuestros mayores, conoces su trabajo? Puede que sí, o tal vez sólo sepas lo que alguien te dijo que le contaron que un día en algún sitio pasó.
La historia que cuentas, a mi entender, es una historia inconclusa, llena de posibles interpretaciones de algo que ha podido suceder pero que posiblemente no se ha contrastado con la versión de esa o ese COLEGA enfermer@ que estaba allí. Y se le/la ataca sin miramientos.
Me siento muy orgulloso de mi profesión y de que haya gente, COLEGAS enfermer@s, capaces de luchar porque se reconozca nuestro papel y nuestra labor como sanitarios. Pero ¿a costa de atacar a un/a COLEGA de profesión? Ese gremio médico que nos da órdenes JAMÁS ataca a un igual. Tal vez algo de eso deberíamos aprender.
Puede que esta opinión nunca vea la luz. Las flores gustan pero las espinas hieren.
Al menos tú lo habrás leído.
Atentamente
Paco (Ponferrada)

Sonia Palencia dijo...

La foto es real. Está recortada protegiendo la identidad de quien lo escribió, lo firmó y lo publicó. Es un dato, una prueba de lo que realmente sucede. Sirve para aprender y enfrentar la realidad. Y para ponerle remedio.
La lectura final es que debemos estar orgullosos de nuestra profesión, hacer las cosas lo mejor que sepamos y no permitir que se nos falte al respeto.
Gracias por pasarte y comentar.

Sonia Palencia dijo...

Gracias Irene, por tus palabras, por pasarte y comentar.
Es triste ver cosas como estas de algunos de nuestros compañeros. No debemos permitirlas.
Aunque es cierto que la inmensa mayoría nos respeta y es posible el trabajo en equipo.
Nos leemos.
Buena jornada!!!

Sonia Palencia dijo...

Hola Paco
Claro que me lo he planteado!!!
Para mí la enfermería es mi vida. Estoy muy orgullosa de ser enfermera y de tener compañer@s que son grandes personas y grandes profesionales.
Sé que las enfermeras afectadas ponen gran esmero y dedicación en su trabajo, por eso me pareció vergonzoso que se las acuse de ignorar conocimientos básicos en una técnica básica que, estoy más que segura, realizan con todo el cuidado y responsabilidad que se merece.
Efectivamente, el cartel sobra. Sobra recordar a esas grandes profesionales lo que deben hacer y cómo deben hacerlo. Y si es cierto lo que me han contado que pasó (mi fuente cuenta con el mayor respeto y credibilidad), el cartel sobra, porque nunca debió escribirse y menos por un compañero facultativo. Sobra ponerlo, escribirlo y pretender recordar a esos grandes profesionales cómo deben hacer su trabajo.
Y no ataco a nadie, muchísimo menos a una colega. Critico lo que se hizo y cómo se hizo.
Si, como cuentan, la justificación es que alguien no lo hace como se espera, o si ocurrió alguna incidencia (que por otro lado, podría no deberse a una mala práctica), que se investigue, que se aclare, que se resuelva con la persona en cuestión. Es lo menos que merece. Es lo que suelen hacer los médicos. Que se hable con esa persona y se resuelva de otro modo. Nunca justificaré que para para llamar la atención a un profesional se cuelguen carteles con mensajes dirigidos a incluir en la sospecha de no hacer bien las cosas al resto y por extensión, se ponga en entredicho a la enfermería.
Evidentemente, hay cosas que duelen, y que da miedo denunciar o reconocer. Pero no por eso se deben ocultar y mucho menos justificar.
Gracias por pasarte, leer y comentar.
Con ello aprendemos todos

Sonia Palencia dijo...

Reformulo la entrada y retiro el cartelito.

Anónimo dijo...

Buenas, creo Sonia que solo tratabas de contar la realidad de muchos centros de trabajo y mi opinión es que Enfermería muchas veces es "cobarde". No hay que mal interpretar lo que cuentas, creo que es muy real
Y sabes YONOPASO
Enhorabuena
Soy Enfermera. SOY PROFESIONAL

Anónimo dijo...

Genial amiga. Genial Entrada

Anónimo dijo...

Genial amiga. Genial Entrada

Rut dijo...

Hola , como comenta Irene en el día a día, me siento ofendida...incluso cd te ponen en tratamiento "Suspender Sueros mientras se administran los concentrados de hematíes" y casi diariamente uso una frase con todo el respeto y
educacion...contestando al medico..."Hasta ahí llego"..Espero q las cisas vayan yendo a mejor ...ya q queda mucho por hacer!!!! Gracias Sonia .....

Rut dijo...

Ahhh y YO NO PASO.
Soy enfermera, disfruto con mi profesion,presumo de serlo hasta el ultimo rincon .Soy profesional.

Ponte en contacto conmigo aquí!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Suscribirse ahora Feed Icon