ShareThis

domingo, 6 de noviembre de 2011

Soy enfermera Satélite, roting, volante, de pool...


Dibujo de Manuel A. Fuentes Pérez
Enfermero Equipo Volante
 Alicante
      Llego a trabajar y como cada viernes, busco en el corcho de la planta. Efectivamente, un sobrecito amarillo con mi nombre. Mi misión de la semana siguiente. Previsión de destino y turno para 7 días (si tenía suerte, porque a veces solo dos días o el fin de semana). Difícil conciliar otra vida con la laboral. Difícil organizarse.
     Cuando te llaman para trabajar en un Hospital, lo más probable es que directamente, pases a la llamada "plantilla volante" "roting"... En los noventa y en mi pequeño Hospital, nos llamábamos entre nosotras "enfermeras satélites". Y digo entre nosotras, porque "las fijas" nos llamaban "sustitutas" o "refuerzos".

      Entonces, la cosa funcionaba, más o menos, así:

      Los Viernes, la Dirección de Enfermería dejaba un sobre amarillo a tu nombre con el turno de una semana. Pinchado en el corcho de la última planta a la que tenías que ir. Si tenías suerte, podía contener 15 días o incluso un mes, pero no era lo habitual. Y además, si tanta maravilla sucedía, ¡cuidado! tampoco eso era seguro. En cualquiera de los destinos siguientes, podía aparecer otro sobre que "desdijera" el turno del primero. Había que estar muy atenta!! Como muestra, ahí va uno de los papelitos...

          Esto quería decir que el lunes trabajaría de mañana en la planta de Traumatología, el martes de tarde en la planta de Cirugía, el miércoles de noche en Urgencias. El jueves es salida de noche así que nada, a descansar y viernes, sábado y domingo de tarde en la planta de medicina interna. Luego, podías encontrar el miércoles por la noche, en el corcho de urgencias, un nuevo sobre con una nueva misión. Si contradecía órdenes anteriores, primaban las más actualizadas.

        Por lo tanto, eran órdenes precisas pero no fijas, quiero decir, que al presentarme el martes en Cirugía a trabajar, podía perfectamente encontrar un sobre amarillo con mi nombre pinchado en el corcho que invalidaba mi turno primando el  nuevo.


    Yo por entonces tenía hijos pequeños. He podido reunir montones de aquellos sobrecitos. Imprescindible guardarlos, porque luego había que cotejar tu planilla con la que la Dirección pasaba a personal. Con tanto lío, no era difícil que en nómina faltara algo.

      Cierto día, mi hijo pequeño me preguntó
                          .- ¿Qué es eso mamá?  
      A lo que yo le respondí.
                           .- Son mensajes de mis jefes, corazón. Que me dicen dónde y cuándo tengo que ir a trabajar.
                           .- Ah! .- exclamó sorprendido.- ¡Es tu misión!.


      A mi me resultó duro, porque aquella situación se prolongó durante años. Pero reconozco que me ayudó a desarrollar al menos 4 campos:


   1 .- Popularidad: Es rara la planta y/o el turno por el que no hayas pasado. Te conoces todo el hospital y todo el hospital te conoce a ti.


   2.- Adaptación. Cada día un equipo nuevo. Un sitio nuevo, Nuevos pacientes. Procurar que no haya incidencias, por eso de no querer una convertirse en el "gato" (la gente tiende a echar la culpa al que mañana no viene, vete a saber cuándo vuelve o <claro, como es nueva...> ¿quién fue? el gato) No eres de ningún sitio pero los has conocido casi todos. Te das cuenta de detalles como la tendencia a criticar lo que se desconoce.

      .- Y tu que has estado allí... ¿Verdad que en tal o cual sitio se trabaja mucho menos? 
Yo respondía porque no me quedaba alternativa. .- Pues mira, cada servicio tiene su miga... "en todas partes cuecen habas y en mi casa a calderadas"


   3.- Gestión: ¿Qué hago con los niños?, ¿Cuándo hago la compra? Cambia todo el planning del día siguiente, porque tengo que trabajar y ya no lo tengo libre. O al revés...



   4.-  Conocimientos: Acordarte de tantos nombres... y No solo debía saber de todas las especialidades sino parecer que me lo sabía, así como recordar en cada lugar nuevo al que acudía; planta o servicio, dónde estaban almacenadas las cosas (medicamentos, hojas de registro, aparatos...)




      La plantilla volante es un personal polifacético y multiusos que resuelve incidencias día a día. Cuando vienen a nuestra planta, nos gusta que funcionen como si siempre hubieran estado allí. Después de unos años en los que fueron cambiados por la figura del "refuerzo" (quien cubre las incidencias dentro del mismo servicio) están volviendo a implantarse para ahorrar personal. 

          Pero
¿es un profesional bien tratado? 
¿Se reconoce su trabajo? 
¿Es bueno servir para todo?
¿Vosotros qué pensáis? 

Me encantaría contar con vuestra experiencia.


Te puede interesar:

Correturnos. ¿Disponibles 24 horas? Diario de Cuidados. Revista sanitaria. Mayo 2012
10 recursos imprescindibles para una enfermera volante. Cuidando.es. Serafín Fernández-Salazar. Junio 2014
Enfermería del equipo correturnos, también denominados volantes, satélites, "del pool", etc... Blog: donacion.organos.ua.es. Donación y trasplantes de órganos y tejidos.La enfermera volante o “roting”: ¿y la aplicación de evidencias? ¿cual es tu experiencia? Serafín Fernández-Salazar. Cuidando.es. Abril 2013

Soy del pool. cuidandote.net

13 comentarios:

Rosa dijo...

Creo que casi todas las enfermeras que conozco hemos trabajado por turnos...
Yo lo conocía como "correturnos" Es un personal mal tratado y poco reconocido...
En fin, resultado de mala gestión sin duda alguna.

Buena entrada.

Felicidades

Sonia Palencia dijo...

Muchas gracias Rosa, efectivamente, también en algún sitio todavía se conoce como correturnos. Un abrazo

Esther dijo...

Yo he tenido suerte y he estado poco tiempo de correturnos. Apenas un mes en el Edificio Pediátrico en Son Dureta. En nuestro caso, sabías el turno pero no el lugar donde tenías que ir. Te lo iban dando a cuentagotas. Venía la supervisora o la responsable y te decía, los próximos 3 turnos en paritorios. El último día de paritorio te venía otra vez a ver y te decía mañana a urgencias.
Lo bueno. EN un mes tocas un poco de todos los palos. Lo malo, no te da tiempo a conocer el funcionamiento, a conocer a la gente, donde están las cosas...
Desde luego, a mi es un turno que no me gusta nada de nada.

Saludos y ánimo con el blog.

Anónimo dijo...

Hola, que alegría encontrar un lugar para poder hablar sobre la figura de la enfermera volante o "plantilla UEBO" como se conoce en el hospital donde trabajo actualmente. Os cuento mi experiencia, despues de tener mi plaza, por circunstancias de la vida he tenido que pedir una comisión de servicio a un hospital de una pequeña y fría ciudad castellana. Después de 12 años de experiencias, 5 de ellos en el área quirúrgica, me dicen que voy a ser volante, he protestado una barbaridad, pero no ha habido manera, llevo un mes de volante.
No me gusta este trabajo tan poco especializado, el hecho de poder estar un día en varios sitios me genera inseguridad, no conoces a los pacientes, ni sus antecedentes, ni la dinámica del servicio, en fin...
Bueno pues como yo no conocía esta figura porque he tenido suerte hasta ahora,estoy realizando una pequeña búsqueda a ver que se sabe, que competencias tiene etc. He encontrado un enlace de un artículo y lo adjunto por si es de vuestro interés http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1132-12962011000100006&script=sci_abstract.
Como siga mucho tiempo aquí, yo tengo que hacer algo, aunque sea un estudio de satisfacción acerca de como se sienten las enfermeras volantes...

Muchas gracias por el blog, para mi es garantía de calidad que participes en mirame. Aunque nunca seamos enfermeras referentes, siempre podemos mirar a los ojos a las personas y humanizar nuestra atención aunque sea esporádica. Saludos y contad más cosas de vuestras experiencias volantes.

Sonia dijo...

Muchas gracias por tu aportación.
No conocía esa denominación "UEBO", me gustaría que me la aclararas.
Tienes toda la razón en todo lo que dices. Es un trabajo muy poco especializado que crea inseguridad y te obliga a reducir la calidad en vez de permitirte mejorar. Siento decirte que con los nuevos recortes y la crisis, mucho me temo que volveremos a tener esta plantilla.
También te agradezco tu aportación con el artículo que refieres y tus ánimos. La verdad es que lo único que me he propuesto contando mi experiencia es mostrar que somos personas, que trabajamos con personas y que lo que nos ocurre siempre nos deja una huella imborrable, que no pasamos de largo salvo cuando la prisa nos obliga y que ser enfermer@ es mucho más que lo que se ve a simple vista. Poco a poco y con vuestros ánimos y vuestros comentarios, me voy encontrando cada vez más cómoda. Porque lo que más agradezco es que expreséis vuestra opinión y contéis vuestras propias experiencias. Así que muchas gracias de corazón.

Anónimo dijo...

La denominacion UEVO responde a las iniciales de unidad de enfermería volante, me equivoqué al escribirlo el otro día.
Muchas gracias por este espacio donde poder compartir
opiniones.

Anónimo dijo...

Sipi así me sentía cuando inicie en el trabajo , pero eso me ayudo a tener mucha experiencia.

Manuel A. Fuentes dijo...

Yo soy enfermero de pool o como somos conocidos en nuestro hospital “volantes”. Un grupo de nosotros hemos redactado el mania que en la dirección web que os adjunto podeis conocer y cuyo título es “Manual de Acogina de los nuev@s enfermer@s Volantes. Versión 1.0 2009. Hospital General Universitario de Alicante.”
Espero os sea de utilidad.

Página web: http://donacion.organos.ua.es/enfermeria/enfermera_volante.asp

Sonia Palencia dijo...

Muchas gracias Manuel
Es una idea estupenda
La imágen es genial
Seguro que nos resulta útil y entretenido
Muchas gracias por pasarte y compartir!

Sonia Palencia dijo...

Muchas gracias Manuel
Es una idea estupenda
La imágen es genial
Seguro que nos resulta útil y entretenido
Muchas gracias por pasarte y compartir!

Anónimo dijo...

Entre una y otra provincia van ya 5 años de pool, al ppio en todo el hospital, después silo pediatría y, últimamente, un no salir de las UCIS... no hay turno o efectivamente es susceptible de cambios varios a última hora si o SI, has de copiarlo (nada de foto por aquello de la protección de datos) pero si te han cambiado algo y "no te has enterado"(aunque sea porque ni te lo han dicho) agárrate que te espera una buena. Existe intranet pero no se les ocurre hacer una carpeta de turnos para no tener que ir (y no encontrar al supervisor...) 500 veces o que podamos cambiar turnos entre compañeros. Lo de conciliar...a veces ni el sueño o en eso se queda. Y que decir de los turnos...pfff, 13-16 días seguidos y no te quejes que puede empeorar...la sensación a veces es que pierdes tu derecho a ser persona, cubre un hueco como mejor sepas/puedas/te dejen y calla porque si te quejas y no eres familia/amiga o similar pueden fastidiarte aun más.

Sonia Palencia dijo...

Tal cual lo has contado, así es. Y poco que hacer para presionar y evitar que suceda. Al trabajador le callan la boca. La dirección tiene poca empatía y menos ganas de probar otras fórmulas. Un turno criminal que agota y frustra a cualquiera.
Gracias por pasarte y animarte a comentar
Ánimo

Sonia Palencia dijo...

Tal cual lo has contado, así es. Y poco que hacer para presionar y evitar que suceda. Al trabajador le callan la boca. La dirección tiene poca empatía y menos ganas de probar otras fórmulas. Un turno criminal que agota y frustra a cualquiera.
Gracias por pasarte y animarte a comentar
Ánimo

Ponte en contacto conmigo aquí!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Suscribirse ahora Feed Icon